Las mesas de madera son de mucha influencia en nuestro hogar, oficina, o en el lugar en el que se decida colocar una. Estas tienen múltiples funciones como la de permitirnos compartir un momento agradable en familia o entre amigos o bien, le dan a nuestro hogar un toque clásico.

En el mercado existe una variedad de mesas redondas, cuadradas, ovaladas o rectangulares. Su estilo puede ser clásico, vintage, moderno o industrial y son diversos los materiales (vidrio, acero, polímeros…) en los que éstas pueden ser fabricadas complementando la madera.

Características de las mesas de madera pequeñas

Las mesas de madera son un artículo muy útil que podemos emplear en nuestro hogar de distintas maneras. Por su parte, las mesas pequeñas son útiles para colocarlas como mesas auxiliares, mesas de noche o simplemente colocarlas en algún rincón de la casa con una bonita decoración.

mesa pequeña de madera auxiliar
Mesa pequeña de madera (auxiliar) de la marca Comifort. (Ver en Amazon)

Estas mesas pueden ser de madera o de otros materiales y a su vez, pueden ser de distintos estilos y colores, todo esto de acuerdo al gusto y estilo de la persona que decide adquirirlas. Generalmente estas mesas pequeñas suelen ser de madera, de tonos oscuros o claros y tienen unas patas muy particulares, pues estas pueden ser separadas, como en la foto.

Estas mesas a pesar de ser pequeñas suelen ser espaciosas para colocar adornos o incluso apoyar algún objeto; ellas dotan de elegancia el lugar en el que son colocadas y generalmente suelen ser mesas bastante económicas debido a su tamaño.

Generalmente estas mesas son un tanto pequeñas, están hechas de madera gracias a la durabilidad y resistencia que posee este material al paso de los años y además es un material sostenible que hace frente al cambio climático. Otra cosa, su cuidado es bastante sencillo; no se necesita comprar productos químicos para mantenerlas en un buen estado.

Ventajas de las mesas de madera pequeñas

Entre las ventajas que nos brindan estas mesas podemos destacar que le cambian el estilo al lugar donde se coloquen de acuerdo al propio estilo de la mesa. Y como se mencionó, gracias a su tamaño son mesas bastante económicas y podemos encontrar una gran variedad de ellas.

Las mesas pequeñas no corresponden únicamente a las mesas de centro, sino también a las mesas auxiliares, por lo que podemos decir que las mesas pequeñas son perfectas para compartir un espacio íntimo entre parejas o familias pequeñas y son más fáciles de mover que las mesas grandes y pesadas.

Por su parte, las mesas pequeñas y de madera sirven para compartir una tertulia o bien compartir café de manera casual con amigos o familiares. También sirven para destacar algún objeto por el que se tenga interés como un libro o alguna bebida, pues normalmente suele estar enfrente de un televisor, por lo que suele tener mucho uso.

Además de ser utilizadas para colocar objetos sobre ellas, hay mesas que son bajas, pero lo suficientemente grandes para que las personas realicen sobre ellas diferentes actividades o para que puedan compartir una merienda charlando.

Las mesas de madera pequeñas no necesitan de muchos cuidados para mantener una vida útil larga y se verán bien donde se coloque, pues al ser fabricadas en distintos tipos, colores y estilos, es fácil encontrar una que se adapte al estilo de nuestra sala o lugar al que esté destinada.

¿Dónde puedo utilizar las mesas de madera pequeñas? Principales usos.

Estas mesas generalmente son perfectas para ser colocadas en una sala, a un lado del mueble o simplemente en el centro de la misma; y suelen ser decoradas con jarrones de flores artificiales o reales, o simplemente se decoran con algún mantel o una que otra revista.

Sin embargo, también se pueden colocar estas mesas en el jardín, en la terraza o incluso en una habitación pequeña. Donde se coloquen queda a elección de la persona en cuestión.

Además de ser colocadas en la sala de estar, estas también son muy útiles para ser colocadas en las terrazas o cocina. Sin embargo, lo ideal es colocar esta mesa en una sala sobre una alfombra, esto dotaría al espacio de elegancia, luciendo así más bonito.

Tipos de mesas de madera pequeñas

Existen diversos tipos de mesas pequeñas, pues estas pueden ir de ser redondas a ser ovaladas, cuadradas o incluso rectangulares. Las hay de diversos colores y estilos, aunque normalmente son hechas de madera.

Las mesas pequeñas hechas de madera le dan al espacio destinado un toque de clase y elegancia. Estas suelen ser de colores claros como blanco o color beige y no suelen ser tan altas. Incluso hay algunas mesas que poseen más de un nivel para que así la persona tenga libertad y espacio de colocar el objeto que guste sobre ella.

Las más valoradas son las mesas redondas pequeñas de madera

Estas mesas las podemos encontrar con diferentes estilos de soporte de acuerdo al estilo en la que se escojan. Pueden tener un solo soporte, así como pueden tener un estilo de patas cruzadas o incluso cuatro patas pequeñas, como la mesa clásica que todos conocemos y hemos visto. Aunque también las hay con superficies grandes y patas pequeñas para ser utilizadas en diferentes actividades, como ya se mencionó.

Motivos para comprar una mesa de madera pequeña

Existen diversos motivos por los que todos deberían adquirir una mesa redonda, del tamaño que deseen. Principalmente, podemos decir que son mesas bastante económicas pues para su fabricación no es necesario el uso excesivo de materiales.

Son mesas ligeras y fáciles de mover, mucho más que las mesas rectangulares, cuadradas o redondas. También podemos encontrarlas de forma extensible o plegable, aunque estas últimas suelen ser de tamaño un poco más grandes. Generalmente estas mesas están hechas de madera, por lo que son las más adquiridas en el mercado.

Gracias a esto último, son fáciles de cuidar y de mantener en buen estado, pues la madera es un material fácil de mantener cuidado. Y finalmente, son fáciles de decorar, por lo que se verán muy bonitas en el espacio en el que se decida colocar una mesa de estas.